Amor, Estado y contracultura

Franco Torchia me entrevista en el programa de radio No se puede vivir del amor y de pronto me hace la pregunta del millón: “qué queda fuera de la mercantilización hoy” cuando parece que todas las rebeldías y contraculturas de otros tiempos fueron cooptadas como moda y mercadeo. Me vino a la mente lo siguiente: “Hay gente que sale en forma voluntaria a hacer recorridas por la ciudad a llevar café o sopa a personas en situación de calle y a escuchar sus historias y tomar nota de sus reclamos y lo hacen porque quieren, sin ganar nada realmente. El planeta hoy está en peligro, la humanidad está en peligro y hay gente que sufre muchísimo. Esa salida a ayudar sin un partido político detrás, sin el Estado atrás, está definitivamente fuera de la mercantilización”.

En cuanto al amor, le dije que me interesó el amor libre en su acepción más tradicional, cuando los anarquistas hablaban de amar a varias personas al mismo tiempo, desde una noción de camaradería y compañerismo afectivo, y no de la posibilidad de tener múltiples relaciones sexuales sin ningún costo. Y que habría que ver qué se quiere decir hoy por poliamor cuando se habla de poliamor.

Se escucha por acá.