La fuga de Néstor Sánchez

Una nota sobre esta figura esquiva, a modo de reseña de mi libro Sobre Sánchez, salió en el diario La Voz bajo el título de “Dí tu palabra y rómpete: la fuga de la literatura de Néstor Sánchez”. Escrita por Demian Orosz, dice entre otras cosas que se trata de la historia de un desvanecimiento y que el libro se rompe buscando reunir los pedazos de vida deshilachada del escritor. Aquí va el texto íntegro: Leer más “La fuga de Néstor Sánchez”

Pendientes de los pies

pulso mamba

A primera vista, una sala de museo a la que se debe entrar descalzo. Ese contacto directo con el suelo, sin el filtro de cuero, goma o plástico del calzado, llevará a otra sensación de la fuerza gravitatoria: una atención dirigida hacia abajo. Es imposible no sentir la planta de los pies en el momento en que uno se descalza. Puede que el apoyo se incline más hacia el talón o los dedos, que la bóveda de cada pie esté más o menos equilibrada entre uno y otro lado, que haya o no armonía entre tarso, metatarso y falanges de esas partes que por anatomía se llaman “inferiores” aunque soportan todo el peso de los cuerpos bípedos. Pero seguro que se notará el contacto. Antes de ver lo que hay alrededor, la percepción caída al piso. Como en toda entrada a los sitios más íntimos que se encuentran bajo techo: cama, camilla, pileta, ducha, bañera, tatami, dojo o todo templo donde se celebre el culto de la diosa transitoria o simplemente una sala de estar y escuchar música, fumar y relajarse. En patas. Si se entrara en alpargatas, botas o tacos altos, seguro se vería algo distinto. Así como la posición del cuerpo –de pie, sentado, acostado, cabeza abajo- modifica el punto de vista o el punto de encaje, el gesto de descalzarse es la primera performance para la construcción de atmósfera que propone Nicolás Mastracchio~. Leer más “Pendientes de los pies”

Un más allá rural

Leopoldo Estol escribe en El Flasherito sobre Postales de la contracultura y su relación con el Festival Rural de Poesía de Lobos de diciembre de 2018. En “Comunidades al borde del camino”, artículo acompañado por simpáticos dibujos inspirados en mis fotos publicadas en el libro, dice que en este “la pregunta por el quién soy se diluye en una época vertiginosa en lo local (la violencia de los setenta es el umbral de su partida) pero también auspicia un ascenso -en términos geográficos- hacia lo comunal. Hacia la pregunta y la práctica por aquello que es de todxs y que hacemos entre todes”. Se lee por acá.

Mariposa de intemperie

Abierta y dispuesta al escrutinio mediático aunque desconfiara y no le gustasen las preguntas armadas desde el prejuicio, esa loca que nunca salió del closet porque siempre estuvo afuera, según decía, ya que no tenía ni un armario en su casa proletaria del Zanjón de la Aguada, ahora despliega sus alas con gracia en Lemebel oral, libro de 40 entrevistas compiladas y anotadas por Gonzalo León, además de un posfacio escrito por Alejandro Modarelli que traza un conmovedor perfil del “coliza cetrino, izquierdista y de pobla” que fue Lemebel hasta sus últimos días de 2014 cuando el cáncer había convertido a su garganta en una “gruta expuesta a las miradas”.
Leer más “Mariposa de intemperie”

Indiada en segunda época

Un comentario de Indiada por Matías Casim aparece en el primer número de esta revista que editan Juan Laxagueborde, Santiago Villanueva, Agustina Muñoz y Maruki Nowacki, dentro de la sección de comentarios de libros, muestras, obras, espacios de arte, etc.  “El pasado hace que no paremos de hablar de él. Sin embargo, lo trágico es que sabemos que es una idea pretenciosa” dice el primer párrafo, casi a manera de un largo título. Y continúa así:

“Imaginemos una comunidad cuya organización, luego de doscientos años de historia, es la siguiente: el amor y la sexualidad son libres. No hay un idioma oficial porque conviven una mezcla de lenguas indígenas, argentinas, porteñas y europeas. Podemos movernos sin restricciones del Pacífico al Atlántico, no hay fronteras políticas y las únicas posibles son las naturales. El comercio es libre en todo el territorio y los hijos no tienen propiedad, son criados colectivamente por todes les habitantes. La carne prima sobre la razón y el objetivo más importante que se persigue es pasarla bien, el goce por el goce. Leer más “Indiada en segunda época”

La política sexual de Perlongher

nestor perlongherEscribió Alberto Giordano: “La fórmula que oficia como subtítulo, `por una política sexual´, está tomada de una nota combativa de Perlongher y en ella se cifra la heterogeneidad de factores que la investigación de Javier puso en contacto para apreciar cómo se afectan unos a otros: literatura, política, sexualidad, saber, vida y obra… El libro se detiene en tres momentos puntuales: las intervenciones polémicas del escritor en las páginas de la revista Sitio a propósito de la guerra de Malvinas (Perlongher ensayista, en ejercicio de la función intelectual), la escritura del poemario Austria-Hungría, y la correspondencia con Sara Torres sobre las vivencias en torno al VIH-Sida. En cada uno de los tres momentos, para palpar su riqueza literaria y política, la escritura del ensayo escucha las resonancias de los otros dos. Y está dedicado a la memoria de Adriana Astutti, la directora de tesis que devino maestra por decisión del que se reconoce su discípulo. Javier agradece, en las conmovedoras primeras páginas, lo que aprendió `de y con ella´: la libertad como ética crítica y el espíritu de desobediencia”.

Más sobre el evento en FB

Más información sobre la expresión “política sexual”, por acá.

Vivir afuera

En breve reseña de Postales de la contracultura. Un viaje a la Costa Oeste para La Nación (sin mencionar que el libro tiene imágenes como esta, quizá por falta de espacio), Edgardo Scott dice que “la originalidad y el encanto del libro acaso tengan que ver con cierto anacronismo sin nostalgia… contracultura, pero también postales, son hoy palabras e ideas literarias obsoletas para el demagógico y compulsivo presente digital”. Publicada bajo el título “Un mapa nómade y sin nostalgia” en el suplemento Ideas de hoy, la reseña se lee por acá.