Mátase

gabriel baggio matar y morir

Se mata o se paga por matar, cuando no somos capaces, a todo aquel que sepa hacerlo.

Se mata o se delega en carniceros, matarifes, pescadores y cocineros la ejecución y proceso de carne de aves, vacas, cerdos, ovejas, peces, mariscos.

Se mata o se encarga a alguien que mate por supervivencia, para comer o abrigarse. Al cazador le está vedado sentir empatía por su presa al momento de disparar la flecha o la bala, pero si sólo mata para comer, su falta será transitoria y hasta razonable.

Se mata por miedo, justificado o no, a un insecto venenoso, a una fiera que ataca y obliga a la defensa propia, a un enemigo real o imaginario: hay fieras humanas. Leer más “Mátase”

Al aire llamado libre aun cuando se tengan dudas sobre la libertad del aire

En la quinta de la familia Trabucco, donde vivió y trabajó en su taller del sótano el pintor fantasma o artista-espíritu Alberto Trabucco (1899-1990), talleres, lecturas y recitales organizados por Antolín, Juan Rux y Matías Duarte desde las 16 hasta que llegue la noche. Los organizadores recomiendan llevar repelente de insectos. Habrá pasto. Leer más “Al aire llamado libre aun cuando se tengan dudas sobre la libertad del aire”

Bardo de bar

Al bar, a la bar: alabar al bar

O a lavar la bar, barra/o

O sea la barra y el barra, tan bravo, del bar

Ahí mismo

Donde pasa de todo y no pasa nada

Donde se arregla y se desarregla no el mundo sino el tiempo en cada mesa/meseta, cada mesa amesetada, rajada y pulida a estropajo por el tiempo

Donde el sexo divide, el fútbol junta, el box distrae y si dos discuten y uno cae se arma otra teoría para la reactivación económica

Donde las chicas se besan delante de ojos de parroquianos templados aunque también calientes

Donde dos amigos se sientan a conversar por señas con las cejas desde hace un millón de años, atrampados en el mismo debate (te debo un té)

Donde otros dos amigos aún más viejos recuerdan que antes la bar estaba serena, le mer estebe serene, et-Cetera

Donde cuatro chabones gritan a por cerveza y se tocan la pancita satisfecha de la burbuja cómplice

Donde tres amigues se encuentran para celebrar que son jóvenes, lindes y genies Leer más “Bardo de bar”

Poesía estatal

I

Esta noche voy a leer

un poema que no se sostiene

en el papel.

Un poema para ser leído en voz alta

y escuchado en voz baja

o leído en voz baja

y no escuchado

porque ¿quién va a escuchar un poema leído en voz baja?

Cómo decirlo… A propósito, ad hoc, por encargo.

Un poema escrito especialmente para esta noche

tan especial

para vos.

Sí, a vos te hablo,

oh Noche de los Museos

(acá empieza el poema, más o menos). Leer más “Poesía estatal”

Nos encontramos en Austria y Hungría

Plaza de la Lengua Pablo Katchadjian Jaramillo Peyseré Charly GradinUna intersección imposible o un cruce cercano -según cómo se la vea- en tiempo y en espacio al aniversario no de un deceso sino de una salida de sí completa, de un exit final: Perlongher tuvo hace veinte años su “muerte en bicicleta”, Ginsberg hace quince su “muerte y fama”. Tamara Kamenszain repreguntaba “es esto hablar de la muerte?” en su lectura de La novela de la poesía durante la primera fecha del ciclo Plaza de la Lengua. Ahora, el próximo jueves en un nuevo encuentro del ciclo leerán Paula Peyseré, Charly Gradin, Alfredo Jaramillo y Pablo Katchadjian. Es a las 19 en la placita Boris Spivakow, detrás del museo del Libro y de la Lengua (entrada por el museo, Las Heras 2555, o por las escaleras de la esquina de Austria y Las Heras). No confundirse de esquina, cruce o frontera: el imperio es austrohúngaro.

Plaza de la lengua

kamenszain bejerman wittner gersbergUna crónica de la lectura de poesía en la plaza el 21 de setiembre y un video que armó Guido Indij en coincidencia con el Día de la Bibliodiversidad. La crónica afirma que hubo mosquitos pero no alcancé a ver ninguno; el video cruza a Bejerman con Kamenszain y a Gersberg con Wittner: lecturas kosher. Doy fe de algunos detalles: sí al perro, sí al vino, sí al viento que desparramó hojas de poema sobre la hierba u hojas de hierba sobre el poema. Casi cursi: calculan que esa noche hubo entre 50 y 70 personas desparramadas con la lengua en la plaza.

El texto fue escrito por Diego Sasturain para el Diario Z.  Dice: Leer más “Plaza de la lengua”

Place de la langue

Se viene: en medio del invierno preparamos este ciclo (sí, hay mucha oferta en Buenos Aires, pero casi siempre bajo techo y entre cuatro paredes, con escasa posibilidad de abrirse a la calle y exponerse al paseante, leyendo ante un micrófono al aire libre en una zona urbana de acceso público).

Así que intentando recuperar el carácter lúdico y abierto de la antigua ágora como centro de teatralidad y expresión literaria, nos propusimos intervenir poéticamente la placita gestionada por el Museo del Libro y de la Lengua en cuatro encuentros, uno por mes, a las 19 hs. durante la temporada primavera-verano de 2012. Leer más “Place de la langue”

Esta noche o nunca (Miguel Ángel Lens)

Nació en 1951 y murió el último día de febrero de 2011 de una neumonía vinculada al sida, después de pasar varias semanas en su departamento sin asistencia médica por propia voluntad. Sus “Quince breves poemas de seda y de verano” han sido fuente de inspiración para muchos. “Esta noche o nunca” en su versión original viene con el epígrafe “¡Sos como el 60, andás por todos lados…!” y dice:

¡Che… flaquito!

¿de qué barrio sos?

¿te copan Pink Floyd

Hendrix

los Stones?

¿nos echamos un polvo?