Perlongher vive

jornadas perlongherHace 20 años, Néstor Perlongher se deslizaba por los últimos tramos de una “larga y penosa enfermedad” llamada Sida en su departamento de Sao Paulo. Estas imágenes corresponden, en cambio, a tiempos más felices, seguramente una fiesta a principios de los 80. A propósito del título de su cuento “Evita vive (en cada hotel organizado”) -consigna del Movimiento de Inquilinos Peronistas-, quisiera recordarlo hoy, en vísperas de las Jornadas NP 20 años que organizan Paula Siganevich y Cecilia Palmeiro para el 27 y 28 de noviembre en la Biblioteca Nacional. De los varios textos que en estos días mencionan el aniversario o aprovechan para meter letra en el periodismo cultural, destaco el de Mabel Bellucci “Relaciones carnales” en Las 12 de Página, donde se revisa el vínculo entre feminismo, revolución y liberación sexual que Néstor advirtió como poc@s entre las vanguardias de los 70.

Aquí va en digital el artículo que escribí para la antología Lúmpenes peregrinaciones, publicada en 1996 por Beatriz Viterbo, con selección de Adrián Cangi y Paula Siganevich:

   Leer más “Perlongher vive”

Debo ir nada más que hasta el fondo

Alejandra Pizarnik se daba a la muerte un 25 de septiembre de hace 25 años. El veinticinco es el argonauta, espíritu de viajero. “Navega de noche, navega a porfía, navega de noche y navega de día” (Axioma trascendente, Arcano 25). El título de esta entrada es la oración que dejó escrita sobre su pizarra, como un manifiesto. Para quien se pregunte (como me pregunté yo hace poco) por la modalidad de morir de Pizarnik, hay un bello texto sobre su vida y su silencio en un sitio que -si el autor no lo abandona ni lo descuida- se encuentra como El fanzine de Malbicho Leer más “Debo ir nada más que hasta el fondo”

Crónica de Saint-John Perse

“Mentías, vejez: camino de brasa y no de cenizas.” La “Crónica” de Saint-John Perse  traducida por Moreno Castillo en edición bilingüe de Lumen, Barcelona. ¿Suena bien? En francés, se destaca “la gran edad” que evoca el poema: “Grand age, vouz mentié: route de braise et non de cendres…” Y sigue: “Con el rostro ardiente y el alma alta, ¿hacia qué excesos seguimos corriendo ahora? Leer más “Crónica de Saint-John Perse”