Te debo una biografía

Un comentario de Correrías de un infiel en La Izquierda Diario reflexiona sobre la cruza de géneros que ocurre dentro de la caja de esta novela y, aunque con observaciones inteligentes realizadas con la mejor intención pero tal vez apuradas por los tiempos del periodismo, se pierde en la tensión entre crónica, historia y no ficción desde el título, “Improvisar una biografía”. No es ni intentó ser nunca una biografía de Manuel Baigorria (como sí lo intenté con Néstor en Sobre Sánchez): aclaro. Hay, es cierto, retazos biográficos “verificables”, tal como dice la nota, del coronel puntano que vivió entre ranqueles (y también escenas ficticias de su vida en las pampas. con aviso de imaginación), en función de las peripecias ficcionales de Correrías… Falaz y feliz es un lindo juego de palabras pero este libro nunca disimuló su condición de novela.

Un detalle gracioso es la invención de cierta palabra por errata de tipeo. En la nota se cita un párrafo de Correrías sobre Manuel Baigorria: “Aunque unitario, supo ganarse el desprecio de Sarmiento. Ambivalente: un bárbaro republicano, un gaucho sublevado contra Rosas, un jefe mestizo pero anticaudillista. Otra que indígena: indirigible”. Esta última palabra no existe (ni en el diccionario). El término original, en juego con “indígena”, es “indigerible“.

El comentario se lee in situ por acá. A la fecha no han corregido la errata pero tal vez lo hagan en el futuro. Gracias y de nada.

El retrato a lápiz de Manuel Baigorria es de Augusto Gómez Romero.