Una charla con Malena

Una entrevista nunca es una conversación (ya que alguien solo pregunta y alguien solo responde) pero con Malena Rey uno siente como si lo fuese. El estudio a fondo de la obra, el holgado tiempo para responder y la curiosidad genuina de la entrevistadora dulcifican la escena y permiten un intercambio de magias, aun cuando los rostros y las voces estén mediados por dos pantallas alejadas por tiempos de pandemia.

 

 

Igual estaba algo nervioso: la exposición en pantalla así me pone. La taza de té que a veces bebo en verdad tenía whisky, aunque no funcionó para calmarme del todo. Cosas que le pasan a un ansioso.

La entrevista fue realizada el 16 de julio en el marco del ciclo “Conversaciones” que presenta escritores/as en el Museo Latinoamericano de Buenos Aires y que Malena conduce por acá.