«Si una persona no puede ser feliz sin permanecer ociosa, debe permanecer ociosa»

Según Robert Louis Stevenson en su Apología de los ociosos: «If a person cannot be happy without remaining idle, idle he should remain.»