Empecé este libro pensando que era ficción

“Empecé este libro pensando que era ficción pero resulta que el tal Néstor Sánchez existió y fue un escritor muy border”, escribe Matías Sapegno en su blog, donde publica un e-mail que le envié al respecto: “Me alegra que se lea como una novela porque Sobre Sánchez tiene ese componente, para sostener la cruza entre lo bio y lo autobiográfico, la narrativa y el ensayo, en un género que -siguiendo a Héctor Libertella- puede denominarse ‘transbiografía’.  Vos sabés que de mi novela Correrías de un infiel muchos creyeron al principio que el personaje de Manuel Baigorria -y sus Memorias– era ficcional: pues no, fue realmente existente y la investigación sobre su vida, rigurosa. Siempre trato que lo imaginario sea visible y delimitado en el texto por advertencias previas – ‘imaginé que, visualicé, aluciné’, etc”. Se lee por acá.

Tócala de nuevo, Sánchez

Hay algunos pocos escritores de los que uno recuerda la primera vez que se los mencionaron, dice Ariel Idez en la presentación de Nosotros dos y Sobre Sánchez: Ojo, no la primera vez que se los leyó sino la primera vez que nos hablaron de ellos, como un remoto El Dorado más allá de estas o aquellas páginas. El primero que me inició en la Experiencia Sánchez fue el escritor Carlos Catuogno en el atardecer demorado de una terraza con pileta en la que yo trabajaba. Catuogno estaba releyendo “La condición efímera” y me contó sobre Sánchez: “Un Joyce argentino”, resumió, un genio de la lengua, un bailarín, un solista que lo tenía todo, todo, se entiende, para “triunfar”, para con-sagrarse pero se mandó mudar, se im-puso a sí mismo en el camino de una fuga interminable (“El arte de la fuga” es, cómo no, el título de una novela que se le escurrió al editor para dársela al fuego), se esfumó, desapareció de los lugares que solía frecuentar y volvió una noche –cuando todos lo daban por muerto– para pasar después de recorrer medio mundo en la casita de los viejos los últimos años de una vida que siempre se empeñó en comprobar cómo se le escurría entre los dedos. Yo estaba todavía en plan de forjarme un panteón así que salí corriendo a buscar lo que hubiera y me encontré esta novela y una leyenda sin plazos fijos que el tiempo hacía crecer en tamaño exponencial. Leer más “Tócala de nuevo, Sánchez”

Dejar de escribir

“Que un individuo quiera despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron más que a un tercero es una paradoja evidente. Ejecutar con despreocupación esa paradoja es la inocente voluntad de toda biografía” -escribe alguien en Una vida de Evaristo Carriego-. Algo parecido podría decirse de la biografia de Baigorria sobre Sánchez. ¿Dónde está Carriego?¿Está en Palermo? ¿Está en la voz de quienes lo conocieron? ¿Está en sus poemas? ¿Dónde está Sánchez? ¿Está en la fuga? ¿Está en su escritura?¿Dónde quedan sus textos ahora que la ola de la reedición aguijonea su palabra? ¿Qué cosas se reeditan de un libro  cuando un libro se reedita? ¿Se reedita su historia, su lenguaje? ¿Se reedita la época con él? Leer más “Dejar de escribir”

Nous deux

nestor sanchez osvaldo baigorriaNéstor Sánchez fue un gran escritor y Nosotros dos, su primera novela, publicada por Sudamericana en 1966, fue traducida al francés para su publicación por Gallimard en 1974 con el título de Nous deux (debe notarse que esta expresión, según declaró el mismo autor, fue tomada del poema de Henri Michaux “Nous deux encore” o “Nosotros dos aún”). La novela “poemática” ha vuelto ahora, a diez años de la muerte de Sánchez, de la mano de editorial Mansalva. Su reedición, en simultáneo con la salida de Sobre Sánchez, será motivo de una mesa de discusión en la que participarán Cecilia Pavón, Ezequiel Alemian, Juan J. Mendoza y Ariel Idez el martes 23 de abril a las 19 en el Auditorio del Museo del Libro y de la Lengua (Las Heras 2555, Buenos Aires). Entre otros, estará allí también Claudio Sánchez, hijo de Néstor.